«¿El Treviso del futuro? Puente con la Bienal »

Treviso – ¿Nuestra ciudad? Podría convertirse en un puente con la Bienal en el continente. Treviso es una obra de arte al aire libre, para el futuro queremos trabajar en lo contemporáneo y buscar la creatividad en todos los lugares del mundo. mauro benetton es el hijo mayor del Sr. Luciano. Con su hermano menor Alessandro está construyendo el horizonte de compromiso de la segunda generación de Benettons. 60 años este año, tres hijos y un gran amor por su tierra natal, dieron la primera señal evidente a la vicepresidencia de Imago Mundi con el “rescate” de una maxiescultura transportada de Lviv a Treviso. Ayer hizo su entrada pública en el patronato de la Fundación por encargo de Luciano Benetton y declinó al concepto de arte democrático. Soy un observador, no un coleccionista. Voy instintivamente. Tanto en mi trabajo como en este nuevo rol trato de traer una de mis grandes convicciones: la voz sola es hermosa, pero ¿quieres poner la potencia del coro?“.


Lo que traducido significa: ¿está el futuro en la red y en las colaboraciones en el campo artístico?

Así es. Mientras tanto, el primer socio con el que hablar es el Municipio de Treviso. Ya estamos en sintonía con el alcalde: tendremos reuniones periódicas para entender cómo hacer que nuestros activos sean más utilizables, qué podemos agregar a la promoción y la oferta de la ciudad. Luego estarán los otros grandes fundamentos: debemos articular nuestras acciones y darle a todo un alcance amplio“.

¿Pero también ha hablado de un billete único con el Municipio?

Quizá nos interese menos el tema del billete sencillo. Lo que nos interesa es que el esfuerzo que se haga encuentre una respuesta pública cada vez más amplia. Me gusta pensar en el futuro de Treviso como un puente hacia la Bienal. Es cierto que nos faltan hoteles de cierto nivel, pero no es seguro que los estímulos no ayuden a crecer también en este frente.“.

¿Cómo nace el amor por el arte?

En el Nordeste estamos inmersos en el arte, siempre hemos vivido allí. Pero creo que en mi caso la pasión surgió por el hecho de que desde joven respiré el aire de los colores de Benetton y esto influyó mucho en la sensibilidad con la que me relaciono con el mundo de los artistas..

¿Cómo se llevó a cabo la entrega?

No sucedió, de hecho. Mi padre sigue siendo muy activo y con las ideas muy claras. Pretendo ser complementario a las necesidades de la Fundación, dejándole el timón y la creatividad..

¿Cuál es tu relación con tu hermano Alessandro con quien ya compartes proyectos e inversiones como 21 WOL en Milán?

Mi relación con Alessandro es profunda. No es solo el hermano sino el amigo. Somos muy directos entre nosotros, libres de hacerlo porque hemos estado trabajando juntos durante muchos años y estamos tratando de generar valor para la segunda generación más allá de lo que heredamos. Aporto mi experiencia comercial y él lleva el largo camino de 21 Invest que lo ha llevado a ser un gerente exitoso“.

Pero, trabajo aparte, ¿compartes otras cosas?

El deporte. Salimos con las bicis y vamos a jugar al pádel. Cuando podemos, porque de hecho estamos bastante ocupados, especialmente Alessandro viaja mucho.“.

¿Cómo pensaste en el proyecto de Ucrania?

El empuje viene dado por la actualidad. Lo que estamos viviendo es terrible, la peor de todas las películas. Pero la modalidad es toda nuestra: atesoramos las enseñanzas de mi padre. Nunca busco al artista famoso sino siempre la creatividad, nunca le intereso lo que ya todos reconocen.

¿Tu vínculo con Treviso?

Viví en París y luego en Suiza. Pero Treviso es para mí la ciudad perfecta en términos de tamaño y belleza. Es una obra maestra no reproducible. Para ello debemos dotarlo de servicios aptos para el turismo“.

¿Cómo ve el futuro de la Fundación Imago Mundi?

En red con las otras grandes fundaciones. Necesitamos crear un grupo: razonamos de esta manera prestando nuestras obras ucranianas al MAXXI en Roma. Nuestros esfuerzos no deben quedar limitados sino que deben convertirse en la voz de todos“.

Una pregunta sobre su padre, Sr. Luciano. ¿Cuál es la enseñanza más importante?

No es fácil llevar este apellido, pero fue un privilegio nacer en esta familia. Mi padre siempre ha argumentado que los atajos de hoy son las desventajas de mañana. Y, hasta para nosotros los niños, esos privilegios son un boomerang. Tienes que hacer tu propio camino, cometer errores si es necesario y llegar a la solución por ti mismo. Siempre trato de inspirarme en esto.“.

.